text.skipToContent text.skipToNavigation

La circulación del aire, vital para la conservación del helado

- 09 dic, 2019

Fresco, dulce y de atractivos colores. El helado ha pasado de ser uno de los mayores alicientes del verano a convertirse en una tentación durante todo el año. Sin embargo, a veces no luce todo lo apetitoso que debería. Cuando esto sucede, ¿cuál suele ser el motivo?

Las vitrinas expositoras de helado están diseñadas para proporcionar ambientes de conservación perfectos. Para ello, la temperatura debe ser la ideal, ya que si es demasiado alta puede deshacer el helado y, si, por el contrario, es demasiado baja, puede crear desagradables cristales de hielo. Ambos efectos negativos, además, pueden ser ocasionados por una temperatura desigual. Imaginaos, una cubeta de helado con una parte del helado deshecho y la otra cristalizado.

Las corrientes de aire de convección que se generan dentro de la vitrina son la clave para una correcta conservación del helado y una repartición regular del frío. En este sentido, el aire sigue unos circuitos dentro del equipo que están rigurosamente descritos y estudiados y que son imprescindibles tanto para las vitrinas de ventilación natural como para las de ventilación forzada.

Texto copiado